Menú

Revalua

Otro sitio más

Centros de día para mayores en centro Madrid

La situación familiar de cada persona puede variar de forma sustancial, aunque seguro que si nos ponemos en situación y hablamos de una persona de la tercera edad que sea dependiente y que necesite una gran cantidad de cuidados porque no pueda valerse por sí mismos nos sonará bastante, pues muchos de nosotros habremos vivido esa situación con nuestra familia, ya sean padres, abuelos o cualquier otra persona de la tercera edad que necesite cuidados especiales. Pero claro, por mucho que queramos y deseemos dejar todo de lado para cuidar a estas personas tan importantes para nosotros y que tanto deseamos cuidar, no podemos abandonar nuestra vida y nuestro trabajo, por lo que nos damos cuenta de que no tenemos tiempo para todos. Llegados a este punto, una de las mejores soluciones es llevar a nuestros mayores a un Centro de día para mayores en centro Madrid.

Para aquellas personas preocupadas por lo que este tipo de centros puede suponer en sus familiares y que piensen que pueden ser negativos o que incluso puedan tener sentimientos de culpabilidad de estar abandonando a sus queridos en el centro, nada más lejos de la realidad. Y es que llevar a las personas de la tercera edad que necesiten cuidados y atenciones especiales y que sean dependientes, necesitando atención continua, este tipo de centros es realmente la mejor solución gracias al gran número de ventajas que tienen este tipo de centros.

Una de las primeras ventajas de llevar a las personas dependientes de la tercera edad a un centro de día para mayores en el centro de Madrid es para los propios familiares ya que podrán tener la total certeza y seguridad de que sus seres queridos estarán correctamente atendidos y cuidados, dándoles mayor confianza y tranquilidad. Para las propias personas que asistan este tipo de centros son las mayores ventajas, pues realizarán una gran cantidad de actividades destinadas a ocupar su tiempo al mismo tiempo que desarrollan nuevas capacidades físicas y mentales, haciendo ejercicios que sirven en algunos casos para rehabilitar músculos y articulaciones, o actividades que ayudan a potenciar la memoria para personas con enfermedades como el alzhéimer.

Ya tengo el carnet y ahora, ¿qué?

Si acabas de obtener tu carnet de conducir seguro que te sientes un poco perdido o perdida, especialmente si lo has conseguido a una edad avanzada. ¿Qué hago ahora? ¿Debo de comprar un coche o debo de esperar? El consejo que te dará cualquier persona que lleva tiempo conduciendo es que, si puedes hacerlo, compres un vehículo inmediatamente.

En la autoescuela aprendes cómo aprobar el carnet de conducir pero a conducir realmente aprendes en el día a día. Eso sí, lo más apropiado es buscar coches de segunda mano coruña ya que para personas novatas en la conducción suelen ser los más adecuados por muchos motivos:

-Seguramente salgas de la autoescuela con malas costumbres. En la autoescuela suelen asegurarse de que el vehículo no se te cale durante el examen enseñándote a conducir abusando del embrague, especialmente cuando uno se detiene ante un semáforo.

En estos casos es probable que hasta que pierdas esa mala costumbre estés haciendo que el embrague de tu coche se gaste en exceso. Si tiene que fallar, que sea el de un vehículo de segunda mano ya que seguramente cualquier arreglo sea mucho más económico que en uno nuevo.

Al igual que ocurre con el embrague ocurre con otros detalles de la conducción, como la forma de acelerar. Aunque los extras de un vehículo pueden darle seguridad y estabilidad, lo mejor es comprar uno sencillo para empezar, ya que de otro modo el conductor puede sentirse sobrepasado. Por ese mismo motivo se desaconsejan los vehículos con ordenador a bordo porque pueden acabar suponiendo una distracción en lugar de una ayuda.

-El aspecto psicológico también influye. Para muchas personas que aprenden a conducir ya mayores conducir un vehículo nuevo es una presión añadida. Tienen tanto miedo a arañarlo o a tener un golpe que acaban bloqueándose y en muchos casos acaban por no conducir. Un vehículo de segunda mano siempre se ve de otra manera.

Evidentemente, nadie quiere golpear su coche, pero no es lo mismo que suceda con uno nuevo de paquete que con un vehículo que, aunque nuevo para nosotros, no tiene el mismo valor.

Conducir un coche de segunda mano hace que muchas personas se sientan más relajadas y más tranquilas. Más adelante, cuando tengan seguridad en el volante, podrán optar por comprar un coche nuevo o por comprar uno de segunda mano más actual y con más prestaciones.

Venecianas: en los materiales está la diferencia

Ahora que se ha puesto de moda recuperar todo lo de antes, en muchas casas en las que había persianas de cajón se han empezado a instalar persianas venecianas. Los motivos son que cuando no se precisa un gran aislamiento de la luz, estas resultan más prácticas, pueden ser más decorativas y además ahorran el tener que poner cortinas, algo que no sucede con las persianas de caja, que sí necesitan de cortinas de tela.

Las persianas venecianas pueden estar realizadas en diferentes materiales, pero las más vendidas del mercado son tres: la madera, el aluminio y el pvc. Todas ellas tienen ciertas ventajas y también algunos inconvenientes que es necesario conocer para saber qué persianas hay que escoger para cada habitación.

Venecianas de madera: Son las más elegantes sin duda alguna y las que mejor aíslan del sol y del frío. Quedan bien en cualquier ambiente, tanto en los colores naturales de la madera como pintadas en otros tonos y ofrecen gran calidez. Por su belleza sustituyen perfectamente a las cortinas incluso en el salón.

El punto flaco de estas cortinas está en su precio ya que son bastante caras, especialmente las que tienen lamas gruesas de más calidad. También son un poco más complicadas de limpiar ya que para que mantengan su bonita apariencia se debe de utilizar un paño húmedo con limpiador de madera.

Venecianas de aluminio: Aíslan bien del sol y del frío, aunque no llegan a los niveles de las de madera. Pueden ser de diferentes tonos y son bastante ligeras. Sus lamas son flexibles por lo que se pueden doblar para mirar hacia afuera sin tener que levantarlas y sin que se estropeen.

Su precio no es tan elevado como las de madera y por eso se venden muchísimo más. Pueden incluso personalizarse para hacerlas más elegantes o forrar las lamas con tela. Su punto flaco es que no son buenas para ambientes húmedos.

Venecianas de PVC: Aunque aguantan bien la humedad no soportan demasiado bien el sol, además de que no son nada aislantes en este sentido. Se recomiendan para el cuarto de baño y para la cocina ya que sí proporcionan intimidad y no se oxidan.

Son las más económicas y, por eso mismo, muy populares, pero su poco aislamiento del sol hace que no sean demasiado recomendables para habitaciones o salas de estar. Estéticamente son las menos bonitas.

Receta macrobiótica de albóndigas de mijo y amaranto

Cada vez son más las personas que se preocupan por su salud por lo que no es de extrañar que cada vez sean más las personas que deciden seguir una dieta macrobiótica. Por ello, a continuación veremos la receta macrobiótica de las albóndigas de mijo y amaranto, una receta que podremos realizar fácilmente en una olla programable, donde solo debemos poner los ingredientes y ella hará el resto del trabajo

Ingredientes y elaboración de la receta macrobiótica de albóndigas de mijo y amaranto

 

  • -un vasito, del tamaño de los del café, de mijo
  • -tres cucharadas soperas de amaranto.
  • -una cebolla
  • -un diente de ajo morado de Las Pedroñeras (Cuenca)
  • -un buen pellizco de orégano
  • -una ramita de perejil
  • -sal marina
  • -un chorrito de aceite de oliva virgen extra
  • -semillas de sésamo crudo para rebozar
  • -opcional  (2 pescadillas pequeñitas o 3 barritas de pescado krissia)
  • -también podemos añadirle setas shiitake, en vez de pescado

Para elaborar este rico plato de receta macrobiótica debemos lavar en primer lugar en mi hijo perfectamente y hacerlo tantas veces como sea necesario ya que suele ser bastante sucio y suele tener bastante arena por lo que debemos lavarlo hasta que el agua esté bien limpia y no le salga ningún tipo de espuma.

Cuando el mi hijo esté limpio lo debemos poner en agua limpia para hidratarlos durante 8 horas. Transcurrido ese tiempo de 8 horas que decimos debemos escurrirlo y secarlo en una cacerola a fuego lento removiéndolo sin parar para que no se nos pegue. Una vez que esté mi hijo esté seco le debemos echar agua y sal y hervirlos. Una vez que empiece a hervir lo bajamos a fuego lento y lo cocemos en una cacerola tapada durante una media hora aproximadamente.

Mientras que el mi hijo esté al fuego y se esté hirviendo debemos limpiar el pescado dejándolo sin raspas y debemos introducirlo en la misma olla en la que se está cociendo el mismo 3 minutos antes de que termine de hervir este.

En una olla programable debemos cocer el amaranto con las indicaciones del fabricante. Mientras que se está haciendo todo esto podemos pasar a pelar y cortar la cebolla en finas tiras para poder freírlas junto con el ajo y un poco de aceite algo que debemos hacer durante aproximadamente 10 minutos.

Una terraza donde tomar el sol

Desde que dejé la casa familiar nunca he vuelto a tener una terraza como Dios manda. Como vivíamos en un primero, podíamos disfrutar de la terraza del edificio. Coincidió que los vecinos de puerta también tenían hijos pequeños y salíamos a jugar los tres amigos casi todas las tardes a la terraza. Jugábamos a las chapas, andábamos en bicicleta, un poco de fútbol, etc.

Pero aquellos tiempos no duraron demasiado. La comunidad decidió que había que hacer cambios. Se buscaron  cerramientos bajos para terrazas y se colocó en el perímetro una cubierta para proteger de los días de lluvia y mal tiempo, que en aquel lugar era bastante habitual. Eso nos vino bien para seguir jugando en invierno o cuando llovía, pero el resto de los vecinos empezaron a protestar por el ruido.

Lo primero que nos quitaron fueron las bicicletas. Nada de andar en bici porque podía afectar al pavimento. Y puede que tuviesen razón porque nos cargamos algunas partes del suelo de la terraza. Luego nos dijeron que no podíamos jugar a fútbol. Y al final, se pusieron de acuerdo para impedir que la terraza fuese usada para juegos.

La verdad es que hasta que dejamos de salir a jugar pasaron unos años. Nos habíamos hecho un poco más mayores y tampoco fue un gran drama. Pero es que ni siquiera los adultos podían usar la terraza a no ser para limpiar o colgar la ropa. Recuerdo que un señor solía sentarse a la sombra debajo de los cerramientos bajos para terrazas a leer el periódico, sin molestar a nadie. Pues eso tampoco se podía hacer.

Lo último fue que nos obligaron a quitar las plantas. Los vecinos del primero teníamos todos bastantes plantas, sobre todo la familia de al lado, que parecía un selva. Era muy bonito, pero a los vecinos de arriba tampoco les gustó. Y fue el final de la terraza que pasó a ser un espacio totalmente desaprovechado.

Ahora que he pasado por varios pisos diferentes, la mayoría de ellos sin balcón ni terraza ni nada que se le parezca, echo de menos aquellos tiempos en los que tomar el aire casi sin salir de casa.

Tipos de lonas

Si tienes que instalar una lona pero no sabes todas las opciones diferentes que es el mercado es capaz de ofrecerte, toma nota de todos los tipos de lonas que te puedes encontrar en él así como sus características para que luego realizar la elección final no te resulte complicado.

Por un lado encontramos las lonas acrílicas. Se trata de un tipo de lonas realizadas a base de  fibra acrílica, y su propio color proviene del mismo hilo que la forma, algo que les otorga mayor resistencia al paso y al efecto de la luz, durando los tonos más tiempo. Se trata de un tipo de lona que suelen ser impermeables y anti-manchas, y cubren bastante bien del viento. Para su mantenimiento basta con un simple cepillado con agua templada.

Las lonas de vinilo son otra de las opciones que podréis encontrar en el mercado. Son una opción que resulta impermeable. Se trata de un tipo de lona que está realizada con un tejido muy resistente y flexible y es muy sencilla de limpiar.

Además de las lonas de polietileno, otra de las opciones muy usadas son las lonas realizadas con  poliéster tejido que a su vez está cubierto con PVC. Se trata de una opción muy resistente al paso del tiempo, capaz de proporcionar mucha sombra y presentar alta protección frente al moho y a las manchas.

En cuanto a las lonas realizadas con tejidos microperforados, decir que están realizadas con una estructura de hilo de poliéster o fibra de vidrio, todo ello recubierto con PVC. Tienen una gran capacidad de aislamiento térmico y son tejidos traslúcidos por lo que no impiden la visibilidad del interior hacia el exterior.

Las lonas realizadas a base de PVC tienen mayor durabilidad, ya que en lugar de ir cosidas van soldadas y destacan sobre todo por su impermeabilidad. Pero no son adecuadas para lugares calurosos, pues se calientan con mucha facilidad y hacen que acaben caldeando más la estancia.

Ahora que ya conoces mejor los tipos de lonas que puedes encontrar en el mercado ya puedes seleccionar cuál es quizá la más adecuada según tus necesidades.

Vandalismo y modas

Parece que en los últimos tiempos los actos de vandalismo van por modas. Si en una ciudad se quema un contenedor es frecuente que en los días siguientes aparezcan quemados más en distintos puntos de la ciudad. A veces, esto es causado por una persona o un mismo grupo que se dedican a realizar este tipo de acciones, pero en otras ocurre que lo hacen diferentes grupos o individuos que no tienen nada que ver entre sí.

Esto ocurre principalmente porque al conocerse estos actos en la televisión o las redes sociales, aparecen imitadores. Se trata de ciertos personajes que, atraídos por la publicidad que generan estos atentados a la propiedad pública, deciden tener su momento de fama protagonizando algo similar.

Este tipo de acciones acaban causando graves daños a las arcas públicas y en consecuencia al bolsillo de todos los ciudadanos. Pero también tienen repercusiones en las propiedades privadas. Cuando se quema un contenedor es frecuente que también acaben ardiendo coches que están aparcados al lado del mismo, con el consecuente problema para sus propietarios.

Incluso puede ser que las propiedades privadas sean el objetivo de los actos vandálicos. Directamente se queman vehículos o se decide romper espejos o arrancar las chapas identificativas de la marca con los consecuentes daños estéticos en el coche.

Muchas veces, ha ocurrido que el objetivo de este tipo de acciones sean los comercios y otros negocios. Desde graffitis en sus paredes y en los cristales de los escaparates, hasta silicona o palillos en las cerraduras que obligan a llamar a un Cerrajero urgente Bilbao 24h para poder abrir el establecimiento a la mañana siguiente.

Los daños para estos negocios son muy grandes, especialmente para pequeños comercios que se ven obligados a recurrir a los seguros para poder limpiar sus paredes o cristales y cambiar los cierres. Pero si esto ocurre en más de una ocasión, el seguro puede acabar penalizándoles duramente, por lo que muchos acaban pagando de su bolsillo para evitar tener que buscar un nuevo seguro o encontrarse con que no quieren hacerles póliza en ninguno.

La presencia de la policía en las calles, patrullando no solo en coche sino también a pie, es fundamental para acabar con estos problemas y modas ya que está demostrado que así que se identifica a alguno de los responsables y se le imponen multas y sanciones, el resto dejan de realizar estas actuaciones.

Las cinco cosas que no puedes olvidar para una celebración especial

1) comprar jamón iberico. La comida es muy importante en cualquier celebración y debe de ser de calidad. El jamón ibérico es un detalle que sin duda marca la diferencia y que no puede faltar en el menú, ya sea formando parte de algún plato o en los aperitivos para poder ser saboreado como se merece.

Un producto de la tierra que gusta prácticamente a todo el mundo y que queda bien con cualquier carta que se haya escogido.

2) Un buen vino. Vivimos en un país en el que hay una gran cantidad de caldos con denominación de origen y con precios muy diversos. Hay vinos muy buenos a precios muy competitivos, por lo que es difícil entender que se pueda realizar una celebración especial sin tener en cuenta este detalle.

Lo mejor, para acertar siempre, es optar por un blanco, un tinto y una variedad de vino espumoso para los postres. De este modo estarán cubiertas todas las necesidades.

3) Elegir una buena música. Tanto la música que suena de fondo durante una celebración como la que puede sonar al final si hay espacio para el baile son importantes. Debe de ser música variada y a ser posible interpretada en directo, pero si esto se aleja demasiado del presupuesto siempre es preferible usar música grabada a recurrir a un grupo de mala calidad.

Si se busca una buena interpretación de música clásica a un precio no demasiado elevado se puede recurrir a estudiantes de conservatorio que al no ser profesionales cobran honorarios más bajos pero pueden ofrecer música de calidad bien interpretada.

4) Invitaciones con petición. En algunas celebraciones se busca cuidar hasta el mínimo detalle. Por eso se han creado las invitaciones con petición, es decir, las tarjetas de invitación en las que se especifica cómo se desea que los invitados acudan vestidos o cualquier otro requisito que se considere pertinente.

Por ejemplo, en las fiestas temáticas ibicencas suele pedirse que todos los invitados acudan vestidos de blanco.

5) Animadores. Si se trata de una fiesta que se quiere que sea todo un éxito no se puede dejar nada al azar. Los animadores se encargarán de que la fiesta no decaiga y de que tenga su apogeo justo cuando debe de ser.

También hay animadores infantiles que se encargan de entretener a los más pequeños mientras los padres disfrutan del evento.

4 Detalles que harán especial tu sala de estar

La sala de estar es uno de los lugares de la casa en el que más horas pasamos y además, solemos hacerlo en familia o con amigos. Por eso, es la estancia principal de la casa y la que se convierte, en cierta manera, en el corazón de la misma.

Para que resulte especialmente acogedora y agradable es necesario pensar en los detalles, esos que la convierten en una habitación tuya y de todos los que habitan la casa. Estos son cuatro detalles que harán que estés mucho más a gusto en tu sala de estar.

estores a medida. Uno de los primeros detalles que se ponen en una habitación son las cortinas o estores. Los estores están ganando popularidad porque no ocupan tanto espacio. Hazlo a medida y consigue que encaje perfectamente.

-Un sofá cómodo y acogedor. Si la sala de estar es el corazón de la casa, el sofá es el corazón de la sala de estar. El elemento principal de la misma y por tanto tiene que ser cómodo y funcional.

Elige un sofá no solo por su diseño, también por su utilidad. De poco te valdrá un sofá muy bonito pero que tengas miedo de manchar o de rozar. Recuerda que es para vivir y para utilizar.

-Una mesa de centro funcional. La mesa de centro también se debe de elegir en función del uso que se le vaya a dar. ¿Te gustan los juegos de mesa en familia? Entonces escoge una suficientemente grande para que podáis acomodaros todos.

¿Eres de los que comen o cenan en la sala de estar? Entonces opta por una que se eleve para que puedas hacerlo cómodamente sin tener que llevar bandejas. Si te gusta poner los pies encima, escoge un material resistente y no le coloques demasiados adornos.

-Pequeños detalles personales. Son cositas tan pequeñas que parecen sin importancia pero que acaban dándole la personalidad y ese toque especial a la habitación. Un buen ejemplo es el ambientador escogido para la sala. El olor es algo muy personal y especial que rápidamente se asocia a una persona o a una habitación.

Los cojines del sofá también pueden darle un toque diferente a la sala, especialmente si se escogen modelos diferentes, originales o muy llamativos. Y también suelen destacar pequeñas plantas, portafotos o una pequeña figurita que es un recuerdo de alguien muy querido y que solía estar su sala de estar.

Maquillaje y adolescencia

Al llegar a la adolescencia la mayoría de las chicas quieren comenzar a maquillarse. Incluso algunos chicos quieren empezar a utilizar también cosmeticos adecuados para su tipo de piel. En ambos casos hay que permitir que lo hagan pero siempre aconsejándoles para que los empleen de la manera correcta.

Estos son los consejos que hay que darles a los adolescentes que comienzan a utilizar maquillajes y cremas:

-Usa siempre una crema hidratante de base adecuada a tu piel. Tanto si es un chico como una chica la crema hidrante es fundamental. Si el adolescente tiene un problema tan frecuente como el acné deberá de utilizar productos adecuados para ese problema que le ayuden a tratarlo. La crema hidratante es básica ya que proporciona a la piel agua y protección.

-Si se va a utilizar maquillaje debe de permitir que los poros transpiren. Es falso que el maquillaje sea malo para la piel de los jóvenes especialmente si tienen acné. Lo que es malo es tapar los poros y no permitir que la piel respire. Si se usa un producto bueno, que no tapa los poros, no hay problema en usar maquillaje.

El uso de estos productos de calidad evitará que la persona pueda tener otros problemas como sequedad en la piel o descamación.

-Enséñale a usar todo en su justa medida. Se llevan los maquillajes exagerados y algunos tutoriales de Internet pueden ser muy complicados para hacerlos bien una persona que está aprendiendo a maquillarse.

Es importante explicar a la persona que se inicia en el maquillaje que los excesos no favorecen y que lo que puede quedar bien en una pasarela o en un escenario no es lo más bonito en la calle.

-El maquillaje exige medidas de limpieza. Si una persona se maquilla o usa cremas para la piel debe de aprender que cada día, sin excepción, debe de dedicar un tiempo extra a la limpieza de su piel para que esta no sufra daños.

Deberá de utilizar una crema limpiadora adecuada para su piel y retirar todo resto de cosméticos de su rostro. Si es necesario, debe de usar un producto especial para sus ojos y aprender a quitar toda la pintura sin frotar demasiado.

Al acabar, un tónico para refrescar la piel es fundamental. Si se quiere, se puede usar una crema hidratante para que actúe durante la noche pero no es necesaria en personas tan jóvenes, siendo preferible que duerman con la piel limpia.