Menú

Revalua

Otro sitio más

4 Detalles que harán especial tu sala de estar

La sala de estar es uno de los lugares de la casa en el que más horas pasamos y además, solemos hacerlo en familia o con amigos. Por eso, es la estancia principal de la casa y la que se convierte, en cierta manera, en el corazón de la misma.

Para que resulte especialmente acogedora y agradable es necesario pensar en los detalles, esos que la convierten en una habitación tuya y de todos los que habitan la casa. Estos son cuatro detalles que harán que estés mucho más a gusto en tu sala de estar.

estores a medida. Uno de los primeros detalles que se ponen en una habitación son las cortinas o estores. Los estores están ganando popularidad porque no ocupan tanto espacio. Hazlo a medida y consigue que encaje perfectamente.

-Un sofá cómodo y acogedor. Si la sala de estar es el corazón de la casa, el sofá es el corazón de la sala de estar. El elemento principal de la misma y por tanto tiene que ser cómodo y funcional.

Elige un sofá no solo por su diseño, también por su utilidad. De poco te valdrá un sofá muy bonito pero que tengas miedo de manchar o de rozar. Recuerda que es para vivir y para utilizar.

-Una mesa de centro funcional. La mesa de centro también se debe de elegir en función del uso que se le vaya a dar. ¿Te gustan los juegos de mesa en familia? Entonces escoge una suficientemente grande para que podáis acomodaros todos.

¿Eres de los que comen o cenan en la sala de estar? Entonces opta por una que se eleve para que puedas hacerlo cómodamente sin tener que llevar bandejas. Si te gusta poner los pies encima, escoge un material resistente y no le coloques demasiados adornos.

-Pequeños detalles personales. Son cositas tan pequeñas que parecen sin importancia pero que acaban dándole la personalidad y ese toque especial a la habitación. Un buen ejemplo es el ambientador escogido para la sala. El olor es algo muy personal y especial que rápidamente se asocia a una persona o a una habitación.

Los cojines del sofá también pueden darle un toque diferente a la sala, especialmente si se escogen modelos diferentes, originales o muy llamativos. Y también suelen destacar pequeñas plantas, portafotos o una pequeña figurita que es un recuerdo de alguien muy querido y que solía estar su sala de estar.