Menú

Revalua

Otro sitio más

Tecnología alemana a buen precio

¿Te gustan los coches alemanes? Es normal ya que este tipo de vehículos son famosos por su tecnología avanzada, su gran resistencia, su comodidad y todas las prestaciones que ofrecen. Pero también por sus precios elevados. Pero, tratándose de coches que duran muchos miles de kilómetros sin dar problemas y que responden tan bien, ¿por qué no atreverse con el mercado de segunda mano?

La segunda mano es la mejor forma de conseguir un Audi barato y que responda perfectamente a las exigencias de cualquier conductor que quiera conducir un vehículo de estas características, pero sin tener que pagar los altos precios del mercado de coches nuevos, en los que muchas veces pagas un alto plus solo por el placer de ser el primero en pilotar ese coche.

Muchas personas que adquieren un Audi de los más pequeños o de mediano tamaño deciden cambiarlo más adelante por uno de mayor tamaño porque aumentan familia o porque una vez que han comprobado que la marca responde, quieren atreverse con un modelo superior, con más potencia o que ofrezca más plazas.

Estos coches que tenían previamente quedan como parte del pago y pasan a formar parte de la oferta de segunda mano. Se trata de vehículos cuidados, con poco uso y que están en perfectas condiciones, pudiendo durar muchos años en manos de un nuevo propietario.

Hay clientes que, por su trabajo, cambian de vehículo cada año debido a que deben de conducir siempre el último modelo de la marca. Sus coches suelen ser los más altos de la gama, siendo la mejor oferta de segunda mano para quienes quieren tener un coche de lo más alto de la gama.

También se pueden conseguir vehículos seminuevos procedentes de embargos, algo que por desgracia es muy frecuente en la última década. Estamos antes coches que se han comprado y que no han podido ser pagados o que han sido embargados porque su propietario tenía otro tipo de deuda. Estos coches se acaban subastando a veces a precios muy inferiores a los del mercado.

Si tienes la suerte de conocer estas subastas y poder participar puedes adquirir uno de estos coches de manera directa, pero lo más habitual es que algún profesional acabe comprando todos los vehículos ofertados y los ponga a la venta en un establecimiento propio. Aun así, el particular que los adquiere se lleva una buenísima oportunidad porque son vehículos con muy poco tiempo y muy pocos kilómetros.