Menú

Revalua

Otro sitio más

Comprueba la cobertura de tu zona antes de contratar fibra

Seguro que has visto en más de una ocasión propaganda para contratar fibra en tu ciudad, quizás incluso te han puesto algún anuncio en tu edificio. Pero la realidad es que desde que realizan la instalación en los edificios hasta que llegan las líneas a la calle puede transcurrir algún tiempo.

Algunas compañías no son claras. Ofrecen fibra que todavía no pueden proporcionar y cuando el cliente ya está convencido e incluso se le han ofrecido estupendos regalos es cuando se le indica que durante los primeros meses tendrán ADSL, pero que tan pronto como se produzca el cambio tendrán la fibra y que además la recibirán con precio promocional.

Esto hace que muchas personas desconfíen de las ofertas que ven y que realmente no tengan claro si se les va a dar o no la fibra que están solicitando. Temen que les oculten información hasta el último momento y que, finalmente, si llega la fibra quizás la compañía con la que han contratado no la vaya a dar y se vean atrapados en el ADSL por permanencias.

Pero hay empresas que sí hablan claro con sus clientes, si quieres contratar euskaltel fibra optica cobertura y precios te serán indicados sin lugar a dudas para que sepas exactamente lo que estás contratando, si tendrás o no fibra, a qué velocidad y por qué valor. En caso de que haya promociones se indica el precio durante la promoción, pero también el que se pagará cuando acabe esta.

Este último dato es muy importante, porque de poco vale que los tres primeros meses sean muy baratos si luego el precio sube demasiado. La manera correcta de saber cuánto se va a pagar por la fibra es viendo qué permanencia se va a imponer, que suele ser de un año. Acto seguido, se hacen las cuentas de lo que se va a pagar como mínimo cada mes, sumando los meses de precio promocional y los de precio normal.

Así, sabremos el valor real de todo el año, que es lo que tendremos que pagar hasta tener la posibilidad de irnos a otra compañía. Comparamos así las ofertas que tengamos y podremos tener la seguridad de estar contratando el precio más bajo. En caso de conseguir una promoción sin permanencia solo tendremos en cuenta la promoción inicial, ya que si no nos interesa el precio normal podremos irnos cuando queramos.