Menú

Revalua

Otro sitio más

SOMOS CONEJILLOS DE INDIAS

Hasta no hace mucho no había gente intolerante a la lactosa, y si había no se conocía todavía, pero hoy en día hay mucha gente que no puede tomar leche o sus derivados, que son la fuente de calcio que más usamos todos para conseguir el calcio que nos hace falta para nuestros huesos. Pero para los intolerantes a la lactosa que no pueden tomar productos lácteos existen pastillas de calcio sin lactosa a la venta para que puedan así suplir la falta de calcio. Hasta hace poco ni sabía que existían esas pastillas, pero no me parece tan raro ya que ahora hay pastillas de casi todo lo que nos podamos imaginar. Supongo que hay gente que toma esa clase de pastillas por necesidad, pero por mi parte que se vayan despidiendo como cliente, no creo que nunca vaya a tomar ninguna de esas pastillas ya sean de calcio o de cualquier otra cosa que se inventen los que las hacen.

 

Y no solo es que haya ahora intolerantes a la lactosa, hay muchas enfermedades que cuando éramos jóvenes no existían, ¿que es lo que está pasando? Comprendo que la medicina avanza a pasos agigantados y que se descubren muchas cosas que antes se desconocían, pero también he escuchado teorías un poco paranoicas que dicen que desde aviones nos rocían productos para que la gente enferme con más facilidad y aún por encima enferme de enfermedades muy graves que su cura o es muy complicada o no existe. Estas teorías me parecen un poco descabelladas pero como los que me las cuentan parecen estar tan convencidos y me las han contado tantas veces que ya no lo veo tan extraño. Aunque creo firmemente que las industrias farmaceuticas trabajan al mismo tiempo tanto para crear medicamentos como para crear enfermedades, y al final tienen que crear un  medicamento para las propias enfermedades que ellos mismos han creado. La industria farmacéutica es peor que una mafia, o más bien es una mafia, están jugando con la salud de todos nosotros, espero que sepan lo que están haciendo y no les explote en la cara.