Menú

Revalua

Otro sitio más

Bancos que no cobran comisión

Para aquellos que hayan oído hablar de este tipo de comisiones y todavía no sepan en qué consisten deben saber que las comisiones bancarias son las cantidades que los bancos te adeudan como si de una contraprestación se tratara por  los servicios que prestan y que pueden ser diversos. Desde abrir una cuenta bancaria a una tarjeta.

Además dentro de estas comisiones encontramos que los bancos también pueden repercutir al cliente el monto derivado de los gastos que tenga justificados para pagar a terceros.

En cuanto al cobro de las comisiones decir que pueden cobrarse juntas, a modo de un cargo o genérico, por separado o como un cobro individualizado por cada servicio prestado,

El servicio por sacar tu dinero de un cajero automático tiene un coste generalmente aunque esto depende de la entidad dónde te encuentres y la política de comisiones que ellos practiquen. Las comisiones no solo se cobran por sacar dinero sino también por la realización de documentos, contratos, saldos negativos, entre otras cosas.

En la actualidad, gracias a los servicios digitales, es decir, “la banca en internet” algunas comisiones han sido eliminadas. Por ejemplo, algunos eliminaron sus comisiones, si cuentas con tu cuenta afiliada a la web y operas, exclusivamente, a través de la red. Esta entidad bancaria mantiene las garantías de que se cumplan los reglamentos.

Algunos bancos que no cobran comisiones sin nomina ni si ingresas cierta cantidad de dinero durante un tiempo específico. De este modo ciertas entidades te dan este servicio que permite sacar dinero en efectivo en los cajeros.

Hay que tener presente que las tarifas de las comisiones bancarias son libres y que cada entidad pone lo que considera. En este sentido, en nuestro país, el Banco de España no autoriza, ni limita, el importe de las comisiones bancarias que las entidades que operan en España cobran a sus clientes. Tampoco controla los conceptos por los que las cobran.  Los bancos pueden poner el importe que quieran a excepción de en las  operaciones bancarias en las que los importes estén limitados por norma.